Pólizas Contables Electrónicas: Todo lo que Debes Saber

Las pólizas contables son cualquier documento relacionado con el registro de operaciones contables. Esto aplica para cualquier contribuyente, ya sea una persona física o una moral.

A través de las pólizas contables quedan registradas las operaciones de una empresa. Estas son presentadas durante los siguientes cinco días que se ha realizado la actividad; además debe ser dentro del mismo mes de operaciones.

Existen tres tipos de pólizas contables: De diario, de ingresos y de egresos.Las primeras registran operaciones que no involucran flujo de dinero. Las de ingresos indican el registro de cualquier entrada y las de egresos registran las erogaciones.

¿Cuál es el marco jurídico y fiscal de las pólizas contables?

Es obligación de todo contribuyente el llevar su contabilidad. Esto queda estipulado en el numeral 28 del CFF. Esto representa cualquier tipo de registro o documento que involucre los movimientos económicos de la empresa.

En el mismo numeral 28, en la fracción III se establece que dichos registros deben llevarse a cabo por medios electrónicos. Además, la documentación físicas de los registros debe estar disponible en el domicilio fiscal.

Por su parte el apartado B del numeral 33 establece que los registros deben realizarse dentro del mes de operaciones; esto debe ocurrir a más tardar cinco días después de la operación.

En la fracción III de la RMISC 2020, de la regla 2.8.1.6 se señala que las pólizas contables deben distinguirse de los folios de los CFDI. Ahora, ¿en qué casos se pueden solicitar estas pólizas contables electrónicas?

Aunque no existe una temporalidad para la entrega de información de registros contables, hay una obligación en los siguientes casos:

  • Verificación de procedencia de saldos a favor en solicitudes de devolución
  • Revisiones de gabinete
  • Visitas domiciliarias
  • Revisión de dictámenes
  • Revisiones electrónicas
  • Cuando sean requisito en solicitudes de devolución o compensación

Ahora hablaremos un poco acerca de algunos de estos casos, donde se puede solicitar las pólizas contables electrónicas.

Pólizas contables

Revisiones electrónicas

Las revisiones electrónicas quedan estipuladas en el artículo 6° del CFF. Ahí se contemplan las distintas atribuciones que tiene la autoridad fiscal, entre las que destacan las revisiones electrónicas.

Denominada como facultad de comprobación, llegó al ejercicio fiscal durante 2014. Junto con las visitas domiciliarias y las revisiones de gabinete, se reduce de forma significativa el tiempo de revisión al hacerlo digital.

Además, estas revisiones se fundamentan en el artículo 42 del CFF. Con esto se busca comprobar la responsabilidad de los contribuyentes y determinar las contribuciones que se omitieron.

Para esta revisión, es importante contar con las pólizas contables electrónicas, además de todas las pruebas en forma física. La revisión de dictámenes de estados financieros y del gabinete de documentación, son facultades de comprobación del SAT.

Procedencia de saldos a favor cuando se solicita devolución

Otra forma en la cual el SAT solicita pólizas contables electrónicas es cuando busca comprobar la procedencia de saldos a favor. Cuando el contribuyente solicita esta devolución, puede hacerse esta revisión comprobatoria.

En caso de que se determine que la procedencia de los saldos a favor es inválida, el contribuyente no podrá reclamar su devolución. A través de la digitalización de las pólizas contables es posible realizar esta revisión de forma más rápida.

Contabilidad y pólizas contables en México

Visitas domiciliadas

Por su parte, las visitas domiciliadas tienen varias finalidades. La primera de ellas es la de comprobar que los datos de domicilio fiscal son correspondientes a los proporcionados al SAT.

Además, a través de estas visitas se busca revisar la contabilidad, bienes y mercancías. Esto significa que el SAT tiene la facultad de revisar toda la documentación física relacionada a las actividades económicas de la empresa.

Con la solicitud de pólizas contables electrónicas, se acelera cualquier proceso de revisión. Esto permite que los contribuyentes presenten las pruebas a su favor de forma eficiente. Además, las resoluciones también se ven beneficiadas en tiempo.

Conclusión

Desde hace ya varios años, el SAT ha establecido un sistema de contabilidad electrónica. Esto significa que las empresas deben presentar informes de sus actividades también de forma digital.

Aunque no siempre resulta obligatorio, hay algunos casos en donde el SAT puede solicitar de forma directa que se presenten pólizas electrónicas. La finalidad es determinar la veracidad de las actividades fiscales de la empresa.

Todas estas revisiones están pensadas para garantizar que la información entregada por los contribuyentes sea real. 

Si estás atravesando por una revisión electrónica, nosotros podemos ayudarte. En Contalinea tenemos a los mejores profesionales para brindarte la atención especializada que necesitas.

También te podría gustar...