Simulación de Operaciones: ¿Qué Debo Saber?

Desde hace ya algunos años el Servicio de Administración Tributaria (SAT) detectó un problema catalogado como simulación de operaciones. Esta situación se conecta con una serie de irregularidades en el sistema tributario.

El SAT publica de forma constante un par de listados. En ellos enumera a los contribuyentes con operaciones presuntamente inexistentes, y los contribuyentes con operaciones inexistentes.

La finalidad de esto no solo es dar a conocer a los contribuyentes irregulares; el SAT busca disminuir y desalentar la compra y venta de CFDI. Todas estas son medidas en contra de la evasión fiscal y las irregularidades de actividades.

¿Qué es la simulación de operaciones?

Se entiende como simulación de operaciones: Cuando un contribuyente emite comprobantes sin contar con la infraestructura para brindar el servicio. Esto también incluye cuando la dirección fiscal del contribuyente presenta inconsistencias.

Esto, ¿qué significa? Bien, todo esto representa la suposición de una empresa inexistente. Quienes adquieren estos comprobantes los usan para justificar gastos y deducir impuestos de un servicio nunca adquirido.

Por su parte, quien emite el comprobante está declarando haber brindado un servicio para el cual ni siquiera está capacitado. Con ello declara un ingreso que no necesariamente se apega a la realidad.

Es por todo esto que el SAT ha implementado medidas para prevenir la simulación de operaciones. A través de ello se incentiva a los contribuyentes que realizan sus actividades de forma regular, para actualizar su información.

Simulación de operaciones

¿Por qué el SAT podría hacer una revisión?

Cuando existe una sospecha o denuncia de una posible simulación de operaciones, se hace una revisión del caso. Durante la primera parte del proceso el contribuyente no está enterado, para así analizar la actividad sin alteraciones.

Existen dos clasificaciones: Empresas Facturadoras de Operaciones Simuladas (EFOS) y Empresas que Deducen Operaciones Simuladas (EDOS). Existen distintos puntos que pueden indicar que se trata de uno de estos casos.

EFOS

Para las EFOS, esto puede ser un domicilio fiscal sin actividad económica o con actividad no correspondiente. Se observan casos con dos contribuyentes en el mismo domicilio o declaración de utilidades insignificantes. 

EDOS

Por su parte las EDOS tienen una actividad económica evidente y sus instalaciones y empleados son correspondientes. Por lo regular se encuentran al corriente de sus declaraciones. Sin embargo, sus proveedores reúnen características de EFOS.

Una vez que se han reunido las pruebas necesarias, el SAT debe notificar al contribuyente que se encuentra en la lista de una posible simulación en sus operaciones.

Notificaciones que hace el SAT

Una vez que se tienen los elementos de la revisión, el SAT está obligado a notificar a los contribuyentes de los que se sospeche la simulación de operaciones. Esto se hace por tres vías distintas.

Diario Oficial de la Federación

El SAT realiza una publicación en el Diario Oficial de la Federación. En ella se incluye un listado con todos los contribuyentes de los cuales se sospecha que están infringiendo en simulación de operaciones.

Página oficial del SAT

Dentro del portal ofiicial del SAT se hace la publicación del mismo listado. En este vienen todos los contribuyentes que están bajo sospecha de estar simulando sus operaciones.

Buzón Tributario

Se envía una notificación al buzón tributario del contribuyente. En ella se le informa que el SAT sospecha de una irregularidades de operaciones. También es posible recibir la notificación de una visita domiciliaria.

En caso de solicitar la devolución de saldos a favor a través del Formato de Devoluciones, se puede realizar en línea o presencial. En caso de hacerlo de forma presencial, se agenda una cita en el portal del SAT.

Simular operaciones SAT

En ambos casos se debe proporcionar la documentación que acredite la solicitud de devolución de saldos a favor. Ahora, existen algunos casos en donde la devolución no ocurre, o solo se presenta de forma parcial.

¿Cuándo es improcedente?

La devolución de saldos a favor puede no ser autorizada, o solamente ser autorizada de forma parcial. Aunque las razones para que esto ocurra son distintas, puede deberse a inconsistencias en la información proporcionada.

Cuando ocurren diferencias entre los datos de operaciones, retenedores, deducibles y estímulos, es posible que la devolución de saldos a favor sea parcial. También puede ocurrir que los datos de la CLABE sean incorrectos.

En cualquiera de los casos, es posible realizar una declaración complementaria para corregir dicha información. Esto permite que la devolución se obtenga de forma automática.

Para evitar retrasos o devoluciones parciales, es importante verificar que los datos proporcionados en la declaración sean correctos. La devolución automática, de acuerdo con la página del SAT, no se considera en los siguientes casos:

  • La solicitud de devolución es a través del Formato de Devoluciones.
  • Si se marca la opción de compensación en la Declaración Anual.
  • Si se está en el catálogo de incumplidos publicado en el portal del SAT.

Conclusión

La devolución de saldos a favor es un derecho de los contribuyentes. Si eres una persona física y has presentado tus declaraciones regularmente, el proceso ocurre automáticamente. 

Existen algunos casos en donde la devolución de saldos a favor puede ser parcial o no estar autorizada. Esto puede deberse a la inconsistencia de la información proporcionada en la declaración.

Al presentar una declaración complementaria se pueden corregir los datos que evitaron la devolución. En cualquiera de los casos, existe la posibilidad de solicitar la devolución a través del Formato de Devoluciones.

Si estás buscando una buena solución para tu contabilidad, no lo pienses más. En Contalinea tenemos la respuesta a tus necesidades. Ya no tienes que quebrarte la cabeza, nosotros podemos ayudarte.

También te podría gustar...